maria-valdebenito-maxi-vida

María Valdebenito

Presidenta

Comencé a colaborar con Maxi-Vida porque quería ayudar a la mayor cantidad de pacientes posible. Alrededor de 23 años atrás, me diagnosticaron con LMC y me di cuenta que no había mucha información disponible. En ese momento me puse como objetivo trabajar intensamente para lograr mayor acceso a tratamientos, entregar información de calidad y principalmente entregar apoyo emocional a quien lo necesite. Tener LMC y ser presidenta de Maxi-Vida ha cambiado mi vida, y es por eso por lo que también me gustaría cambiar la vida de otros.