¿Qué es la mielofibrosis?

MIELO: Médula ósea FIBROSIS: Cicatriz

Cáncer a la médula ósea, que se genera por la aparición de fibras (cicatrices) en su interior, impidiendo que pueda producir suficientes células sanguíneas, por lo que, el hígado y el bazo comienzan a realizar esta labor con sus mismas células, lo que da como resultado un aumento de hasta 7 veces su tamaño y sangre de mala calidad.

¿Cuáles son los síntomas?

La enfermedad no genera dolores, es «asintomática» pero cuando comienza a afectar a la sangre, el paciente empieza a verse aquejado por problemas. Es complejo determinar su diagnóstico tempranamente, y los síntomas a los que hay que estar atentos son:

  • Cansancio, debilidad o dificultad para respirar, por lo general debido a la anemia.
  • Dolor o hinchazón (sensación de saciedad) debajo de las costillas del lado izquierdo, debido a la inflamación del bazo.
  • Tendencia a la formación de hematomas.
  • Sudoración excesiva durante el sueño.
  • Problemas para cicatrizar.
  • Dolor de huesos y fiebre.
4-1

MÉDICOS ESPECIALISTAS

mielofibrosis

Los hematólogos y oncólogos son los médicos encargados de diagnosticar esta patología, al ser un cáncer que afecta la sangre. La mayoría coincide en que «la médula ósea funciona de manera similar a una esponja, de modo que cuando se forman cicatrices, se detiene el proceso de producción de la sangre en su mecánica regular¨, asevera el doctor Rafael Hurtado Monroy, especialista en Hematología.

Regularmente este padecimiento, se comienza a gestar (en forma primaria) en pacientes mayores de 50 años, mientras que la Mielofibrosis en forma secundaria, pueden manifestarse a cualquier edad.